miércoles, 25 de agosto de 2010

ALITAS CON TOMATE AL AROMA DE LIMON


Como ya he dicho, que ganitas de volver a la rutina y poder hacer más cositas que pasarte el día en la pisci, o en la playa... Claro, que esto también tiene su puntito agradable, si soslayas la arena, todo el día lavando toallas....en fin... que no... que todo en su tiempo está bien, pero que no me gusta el calor y tengo ganas de una tregua climatológica.

Esta propuesta de hoy es bien sencilla y baratita, para los tiempos que corren. En mi casa, a mis "pajarillos"(dícese de pajarillos unos duendecillos de cuatro y año y pico que rondan la cocina cada vez que se acerca la hora de comer, o simplemente estoy en ella yo... o sea, mamá pajarillo), les encanta. La primera vez que las hice, triunfé cosa mala, porque no llegaron ni a la mesa. Empezó mi marido a probar y luego le acompañamos los demás con ganas de probar, así que receta probada y aprobada.

INGREDIENTES

  • Alitas de pollo (troceadas en tres partes, o sea desmembradas sus tres partes) Yo deshecho la punta porque no me gusta. Si veo que hay alguna algo más carnosa, pues la aprovecho, pero si no me quedo con la alita en sí y el muslito.

  • 1/2 rodaja de limón

  • Un chorreón de tomate tipo Orlando

  • Un chorreón de agua

  • Mantequilla, como una cucharada sopera. (La suficiente para sofreirlas, que dé el toque de sabor a mantequilla pero que no quede muy grasienta. Si os gusta mucho la mantequilla via libre)

ELABORACION

  1. En una sartén antiadhente, poner la mantequilla. Cuando esté caliente, añadir las alitas, debidamente sazonadas.

  2. Dar unas vueltas para que vayan cogiendo sabor y color. Echar el limón y estrujarlo suavemente y revolverlo bien entre las alitas.

  3. Seguir dando vueltas para que se hagan bien las alitas. Cuando ya veas que tiene el dorado a tu gusto, echas el tomate frito y el agua. Remueves bien y bajas el fuego bastante, que se quede muy suave.

  4. Lo dejas cociendo hasta que veas que la salsa es untuosa y no mucha cantidad. Si te apetece mojetear pues nada, echas más tomate y más agua y al gusto del consumidor.....

Esta recetita me la dió Almudena, una compañera de trabajo con la cual comparto recetas y avatares cotidianos. Cuando la probé pensé... y que diga Almu que no le gusta cocinar... Esta chica tiene madera, sólo le hace falta alguien que la anime... Va por ella y para vosotros...

4 comentarios:

María Jesús dijo...

Me encantan las alas de pollo y me ha gustado mucho tu receta, me la guardo y la pongo en práctica el día que venga mi suegra a comer, que también le gustan mucho.
Besitos….

María Alonso dijo...

Han quedado estupendas

Besitosss!!!!

Alcantarisa (cocinando en mi isla amarilla) dijo...

Hola Celia!
Sí señora, un plato sencillito, pero con éxito seguro, muy rico.
Besos.

quechuloalgodulce dijo...

que rico!!!! una receta sencillita pero que tengo que probar enseguida en casa seguro se chupan los dedos ;)