lunes, 6 de febrero de 2012

GALLETAS DE HUEVO


Hoy empiezo con un pelín de nostalgia. Esta receta es un clásico en mi casa. Cuando éramos pequeños mi hermano y yo, siempre teníamos este tipo de galletas en casa, hechas por mi abuelo Domingo en su horno de leña en un obrador en el pueblo, donde trabajó toda la vida, haciendo pan y demás delicias. Mi abuela, lleva años con demencia y no era capaz de recordar los ingredientes y sus cantidades, aunque no son complicados ni extravagantes, pero no se acordaba. Y ahora que tengo la receta resuelta, la pobre mía no la puede probar por problemas de salud.... No es justo. Gracias a una amiga, a Sole, la creadora de las diversas empanadas que ya he publicado anteriormente, la receta ha caído en mis redes y bueno, como el famoso Bob esponja, con la receta secreta de la cangreburguer..jeejeej... como se nota que tengo peques.....
A lo que voy, que la receta es tan simple como maravilloso su resultado. Lo que lleva es cantidad de harina, trabajo y el amor que le pongas al hacerlas...Yo me lo pasé bomba haciéndolas. El olor resultante, me recordó mucho a cuando abría la caja de las galletas que nos mandaba.Cuando mi madre las probó, la emoción fue sublime. No me enrollo más... voy a la recetita en cuestión....


INGREDIENTES

  • 6 huevos
  • 1 vaso de agua de aceite de oliva suave o girasol ( unos 250gr. o algo más tampoco importa)
  • 500gr. de azúcar
  • Ralladura de limón
  • 1 kilo y 1/2 más o menos de harina de trigo más o menos tamizada. Puede que incluso algo más. Por si acaso tened preparada más harina...
ELABORACION
  1. Batir los huevos, agregar el azúcar e integrar bien. Echar la ralladura de limón y añadir el aceite. Mezclar bien.
  2. Echar la harina de poco en poco hasta que ya no puedas mezclar en el bol elegido, y entonces, echas harina en la encimera, te armas de paciencia, y harina en un cacharro para tenerlo a mano e ir echando, según vayas necesitando para amasar. La textura es más bien durita. si la dejas blanda, no puedes cortar bien las galletas. 
  3. Yo usé moldes cuadrados, pero se pueden usar del tamaño y forma que quieras. Mi madre cuenta, que cuando mi abuelo no tenía mucho tiempo para remilgos, o simplemente tenía más trabajo, 15 extendia la masa y las cortaba en forma de rombos, o en forma cuadradas, pero manualmente cortadas. Ya va al gusto.....
  4. Mi consejillo es no dejarlas muy gorditas porque luego en el horno, crecen y se ponen muy bonitas. El color de dorado es al gusto. El calor, como siempre, de 170º a 180º hasta que estén doradas, aproximadamente unos 15 minutos....

6 comentarios:

Evelyn dijo...

Que delicia de galletas para tan maravillosos recuerdos. Besiños.

laury dijo...

se ven bien ricas!
saludos.

Mariadelas dijo...

Hola! tienen una pinta fantástica. A mí me encanta que la casa huela a galletas. Pásate por mi blog, tienes un premio encadenado. Besinos

Lidia Segura dijo...

Que galletas más buenas, y tienen una pinta fantástica y como dice Mariadelas me gusta que la casa huela a galletas.
Un beso.
Lidia

Anónimo dijo...

aproximadamente cuantas galletas salen de esa receta, de que tamaño y peso aproximado...

acostumbro a formular las recetas para tener las medidas exactas de cada galleta, su tamaño exacto y su peso exacto... asi al momento de comercializarlas, obtener el costo unitario correcto

con la formula es mucho mas facil porque eligo el peso, tamaño y cantidad a producir

Anónimo dijo...

Riquisimas!! Salen super!