martes, 9 de diciembre de 2008

SOLOMILLO DE CERDO EN HOJALDRE AGRIDULCE

Pensando en estas fiestas y como sorprender me parece esta una receta sencilla, la cual la puedes tener a medias antes de que lleguen los familiares o amigos y mientras vas y vienes a la cocina para poner los entremeses, o marisco, se va haciendo y el resultado es exquisito, delicioso, y además muy "selecto" para estas cenas. La cantidad que se sirve no resulta copioso, al menos que te apetezca repetir, y deja una sensación en el paladar que desde luego, te apetecerá repetir, si no es en esta ocasión, en otra que volverás a cocinarlo.
La existencia de esta receta es gracias a Chelo Urdiales de Cáceres, la madre de María la que me dió la receta de la empanada, una gran cocinera. Me consta que Chelo intenta no repetir menú ningún día aunque imagino que con su buen gusto, seguro que le piden repetir algún plato. Va por ella y para vosotros, todos aquellos que compartís conmigo esta aventura cocinera.... FELIZ NAVIDAD!!!!
INGREDIENTES
- 1 solomillo de cerdo en una pieza
- 1 lámina de hojaldre
- 1-2 lonchas de jamón de york
- 1-2 lonchas de queso para fundir
- paté (si es de buena calidad mejor)
- sal, pimienta, aceite
PARA LA SALSA
- mermelada de fresa
- unas gotitas de limón
ELABORACION
1.- Se le hace un corte a la larga al solomillo, al igual que si fuera un librito.
Ahí se le mete el queso para fundir.
2.- Plantas el jamón de york en la encimera y pones el solomillo. Le vas untando de paté
A la vez vas envolviendo, De esta manera, no se pega el paté en la encimera y te queda curioso.
3.- Por último, envuelves todo lo del solomillo en el hojaldre y lo bañas de leche ó de huevo. Si lo haces con leche no estropeas un huevo y está igual de rico y vistoso.
4.- Lo pones al horno a fuego medio, el horno, previamente calentado. Cuando el hojaldre esté dorado, el solomillo estará hecho por dentro.
5.- Para la salsa de mermenlada de fresa, se pone en un cazo la mermelada, y unas gotitas de limon, se lleva a ebullición un minuto o dos, y se puede colar para no dejar grumos. Dejarla tal cual también es correcto, le dá más cuerpo a la salsa.

Se sirve en una salsera por si alguien no le gusta el contraste agridulce, aunque es lo "cuqui" del plato.