martes, 9 de diciembre de 2008

MANTECADOS NAVIDEÑOS

Esta receta es para ir entrando en situación con las fechas que vienen. Lo malo de todo esto, aunque es muy bueno por otro lado, es que todo lo celebramos comiendo y todo está de muerte... Y si lo haces con cariño, te lo comes con cariño y con hambre, pues ya está el lío. Todo en su justa medida es bueno y necesario. Da igual, con todo lo que anda suelto por ahí, mejor nos sentamos en una mesa bien decorada, con unas viandas bien ricas y con la compañía de nuestra familia y amigos, y a disfrutar que son sólo una vez al año, no?
La receta me la dió mi amiga Marta Carpio, una cocinilla como yo. Nos gusta cocinar, que luego guste y sobre todo, también probarlo nosotras... En ambas casa han sido un éxito rotundo, por el sabor y por la sencillez que tiene la receta. Yo, desconocía otras recetas. Imagino que serán igual de fáciles, pero esta desde luego da gusto, por el resultado tan positivo que tiene. Y viene que ni al pelo para poner en una bandejita central como acompañamiento de los postres... Ya me diréis.
INGREDIENTES
- 1 tarrina de manteca de cerdo (de unos 400gr.)
- 1 vaso de vino blanco, si es de buena calidad mejor.
- Harina de reposteria (alrededor de 1kg.)
- Azúcar para rebozarlos finalmente.
- Moldes cortapastas, al gusto. Si no tienes, puedes usar un vaso para cortarlos.
ELABORACION
1.- Poner la manteca de cerdo en un bol adecuado para el micro y ponerlo a calentar como un minuto o dos.
2.- Volcar la manteca deshecha (si no te queda perfectmente deshecha no te preocupes, porque cuando le vas amasando, se deshace), en un bol más grande y añadir el vaso de vino. Mezclar bien con la ayuda de una varilla. Se queda como una salsa espesita.
3.- Ir añadiendo la harina e ir amasando primero en el bol con la ayuda de las varillas, y luego cuando ya no puedas porque está muy espesa, espolvoreas harina por la encimera y vuelcas allí la masa, añadiendo más harina y amasando ya a mano, como los reposteros auténticos (jeje)
4.- Con la ayuda de un rodillo, extiendes la masa y vas cortando con los cortapastas. La masa que te quede no la tires, la vuelves a amasar, estirar y vuelta a empezar hasta que no te quede masa. 5.- Meter al horno unos 20 minutos, hasta que veas que han cogido color, no mucho, que si no se queman, y acto seguido, caliente, las rebozas en azúcar... colocar en un platito y listo para comer...
Voy a intentar ir elaborando unos platitos para las fechas navideñas... mientras tanto...
!!!!!!FELIZ NAVIDAD A TODOS MIS COCINILLAS¡¡¡¡¡¡¡¡